Buscando por: currículum vitae

Cómo mejorar tu fotografía de perfil

Se dice que no somos tan feos como en nuestra fotografía de DNI ni tan guapos como nos ven nuestras madres y abuelas. Sea como fuere y aunque sabemos que la imagen no lo es todo, sí es importante que a la hora de buscar trabajo esta refleje quien eres e inspire confianza en la empresa.

Te vamos a dar una serie de consejos para que te saques todo el partido posible.

Antes de hacerte la fotografía

El mejor consejo es que te hagas (o mejor, que te hagan) la fotografía sin prisas, en un ambiente tranquilo y lejos de las luces fuertes. Que salgas natural y sonriente es la mejor forma de que tu fotografía de perfil o CV sea todo un éxito.

Errores a evitar

Los siguientes errores son más habituales de lo que parece y no ayudan a la hora de causar una buena primera impresión, por eso evita fotografías:

Con poca o demasiada luz, donde cuesta percibir la cara.

Desenfocadas o movidas. Si es un efecto muy ligero, apenas se percibirá al mostrar la fotografía en un tamaño muy pequeño, pero mejor no te arriesgues.

Recortadas de otras imágenes donde aparezca un fondo que moleste o el hombro de un amigo. Por muy guapa/o que salieses en la boda de tu prima, mejor deja esos recuerdos en el álbum.

Muy pixeladas, donde has tenido que ampliar tanto la imagen que ni siquiera tú te reconoces.

Consejos para mejorar tu CV (II)

Tomadas utilizando el flash incorporado de la cámara: aplanarán la imagen al evitar las sombras y crearán brillos en la cara poco favorecedores.

Completamente de perfil, tomadas desde abajo o desde arriba. Recuerda que no es un selfie, y hacer así las fotos distorsiona tu imagen.

Tomadas bajo la luz del sol: producen mucho contraste y saldrás además, con el gesto muy forzado.

Dando una conferencia, hablando con un micrófono… aunque seas un gran orador, no te lo recomendamos.

No salgas con accesorios aunque tengan que ver con tu trabajo (una cámara si eres fotógrafo, un micrófono si eres periodista, un ordenador por ser informático, o sentado en una mesa de juntas…) no necesitas escudarte en nada para demostrar lo bueno que eres.

Qué debes hacer

Utiliza un fondo limpio, sencillo y claro. No tiene por qué ser blanco, pero que no distraiga la atención de lo importante ¡tú!

Si puedes, haz que ese fondo esté un poco lejos, ayudarás a que salga desenfocado y así no competirá visualmente contigo.

Utiliza ropa adecuada; de tonos neutros. El color es bueno pero nunca demasiado intenso. Es un error ponerte traje si en tu actividad no vas a utilizarlo. Una camisa sin corbata, siempre es una buena opción, una blusa sencilla…

Sonríe! No se trata de que se te vea hasta la campanilla, pero nada transmite más confianza que una sonrisa sincera y natural. ¡Que se vean los dientes! Porque si sonríes cerrando los labios quedarás muy forzado.

Si te gusta maquillarte, que este sea suave y natural. Un maquillaje muy fuerte no causa buena sensación.

Cómo posar

La expresión corporal también dice mucho de ti. Vamos a ver cómo debes colocarte frente a la cámara:

Dirige el cuerpo hacia la izquierda, ya que casi siempre en los currículum y en las imágenes de perfil de las webs, la fotografía se ubica arriba a la izquierda. De esta manera estarás dirigiendo el cuerpo hacia el interior del documento o página, consiguiendo una mayor integración.

Mira a la cámara ¡claro! pero no el cuerpo, el cual no debe estar completamente frontal a la misma. Un truco para evitarlo es adelantar un pie, así te girarás ligeramente y de forma natural. Si pones el cuerpo a 45º de la cámara, la cara a 30º y la mirada directa al objetivo; mejor todavía.

Que el encuadre de la fotografía sea un primer plano donde se vean los hombros, o de plano medio (por debajo de los codos) en encuadres más abiertos tu cara se vería demasiado pequeña y no te interesa. Deja muy poco espacio por encima de tu cabeza, así llenarás mejor el encuadre.

Inclina ligeramente la cabeza y pon la cámara a tu altura o un poco por encima de esta, perfilarás mejor el mentón.

¿Qué hago con los brazos? Desde luego no dejarlos sueltos a los lados del cuerpo. Si prefieres un encuadre de plano medio, que es donde se verán; cruzar los brazos es correcto pero haz que se vean ambas manos poniéndolas sobre los bíceps, transmitirás firmeza pero no una actitud defensiva.

Estira el cuerpo y no dejes la espalda arqueada, transmitirás mayor confianza en ti misma/o.

Puedes leer más consejos para la fotografía de tu CV o tus redes sociales en esta entrada.

 

 

SantiGarciaSanti García, profesor de fotografía de EFMAD (@gondebel)

www.cursodefoto.com

Consejos para mejorar tu currículum vitae (II)

Esta semana continuamos con la segunda mitad de los consejos para mejorar tu currículum vitae, cuya primera parte publicamos recientemente en este mismo blog:

6. INFORMACIÓN PERSONAL. Añadir tu gustos personales, hobbies, aficiones, etc. no es recomendable a menos que puedan beneficiarte claramente. Es decir, si quieres trabajar en una empresa donde sabes a ciencia cierta que existe un gusto generalizado por la práctica del deporte y tú eres deportista, es algo que puede sumar puntos. De lo contrario, no aporta nada que tu posible empleador sepa que te gusta el cine pero odias los domingos lluviosos.

7. ACTUALIZACIÓN CONSTANTE. El CV no es un documento inamovible. Acude a él con frecuencia para revisarlo, añadir
o quitar datos en función de cómo se vaya desarrollando tu carrera laboral y tu formación, actualizar, mejorar o adaptar aspectos… De esta forma estarás familiarizado con él y será una herramienta más útil.

Consejos para mejorar tu CV (II)

8. DATOS DE CONTACTO. Escribir tu dirección completa no aporta tampoco ningún valor, pero sí que indiques si resides en la ciudad donde opera la empresa a la que optas y, si es una ciudad grande, puedes incluir también el distrito o el barrio. Respecto a la otra dirección, la de correo electrónico, facilita siempre una formal, con nombre y apellido y no el mote tan gracioso por el que te conocían tus amigos en la Universidad. Este puede ser un buen lugar para incluir un enlace a tu perfil de LinkedIn. Así podrán encontrar tus referencias fácilmente.

9. OLVÍDATE DEL WORD. Igual que superamos hace mucho la presentación a mano o a máquina, lo mismo sucede con el Word. Si vas a mandar tu CV por internet, que es lo más probable, conviértelo a PDF. No correrás el riesgo de que el receptor tenga una versión diferente de Office a la tuya y se desajuste el formato, y además tardará menos tiempo en abrirse, algo que sin duda te agradecerá.

10. PONTE EN EL LUGAR DE LA EMPRESA. Para sintetizar todos los consejos anteriores, lo más útil es ponerte en el lugar de la persona que va a leer tu currículum. Si llegase a tus manos y tuvieras que darte el visto bueno o rechazarlo, ¿qué tipo de datos crees que son prescindibles? ¿de verdad pasaría tu filtro tu CV? Cuando la respuesta sincera a esta pregunta sea “sí”, estarás más cerca de tu objetivo.

Consejos para mejorar tu currículum vitae (I)

Con frecuencia la que debería ser nuestra carta de presentación a la hora de darnos a conocer a las empresas es uno de nuestros mayores enemigos. Por lo general, el tiempo con el que cuentan las personas encargadas de recibir los currículums es limitado, y el volumen de documentos que acumulan, muy alto, de manera que los primeros en quedar descartados serán aquellos que no aporten la información, en contenido y forma, que las empresas esperan.

Para convertir el CV en un aliado que nos ayude a pasar todos los filtros de manera satisfactoria existen una serie de sencillas pautas que nos pueden abrir muchas puertas y situarnos en una posición ventajosa frente los demás candidatos:

Consejos para mejorar tu CV (I)1. EXTENSIÓN ADECUADA: Antes de empezar a leer, lo que entra por los ojos es la cantidad de información. No redactes tres páginas si puedes redactar dos y no redactes dos si puedes redactar una. Aligera el peso contando únicamente lo importante. Se da por sentado que sabes navegar por internet, omítelo.

2. ADAPTA EL CV: Infórmate de la empresa en la que quieres trabajar y destaca aquellos aspectos de tu formación y experiencia que van en mayor consonancia con su actividad. Si decides potenciar todos los contenidos por igual, la sensación será que has spameado con el mismo documento a decenas de empresas a ver si suena la flauta.

3. REVISIÓN IMPRESCINDIBLE: No debería ser algo sobre lo que alertar, pero por desgracia cada día llegan a los departamentos de RRHH currículums con faltas de ortografía, errores sintácticos, repetición de palabras o frases… Cuando hayas terminado de redactarlo, revísalo varias veces. Y cuando hayas terminado de revisarlo varias veces, revísalo otra vez más.

4. NO MIENTAS: Es una acción comúnmente aceptada: “Todo el mundo adorna un poco el currículum”, pero a la larga es negativo. Si gracias a tu “adorno” consigues pasar el filtro y llegas a una entrevista personal, no sólo se descubrirá el pastel, sino que es muy probable que a partir de entonces estés vetado en esa empresa y pierdas la opción de aspirar a un puesto para el que sí dabas el perfil sin necesidad de “adornarte”.

5. LA IMPORTANCIA DE LA FOTO: Si decides incluir una foto, asegúrate de que sea formal, no un recorte de una noche de fiesta. También es importante que sea una imagen reciente, de manera que procura cambiarla cada cierto tiempo cuando actualices tu currículum.

En la próxima entrada te ofreceremos otros cinco consejos para mejorar tu currículum vitae.