Buscando por: currículum viate

Consejos técnicos para mejorar tu fotografía de perfil

Los consejos que hemos visto en el post anterior de cómo mejorar tu fotografía en tu currículum están bien, pero si no sabes ni siquiera cómo hacer la foto, ¡mal empezamos! Unas recomendaciones que te ayudarán si sabes manejar un poco la cámara son:

Pon la cámara en un trípode o apóyala bien, no hay nada peor que una foto movida.

Trabaja con un teleobjetivo, de 70 a 200 mm. será la mejor focal. Con el objetivo cerca de ti y en angular se distorsiona mucho la cara, es mejor que la cámara se aleje físicamente y se acerque a ti con el zoom: mantendrás las proporciones de tu rostro.

La iluminación ha de ser suave e iluminar ¾ partes de tu cara, así tendrás volumen en el rostro y brillo en ambos ojos. Si además esa luz llega a tu rostro un poco picada desde arriba, mejor: la sombra de la nariz quedará más natural. No creas que es tan complicado, a veces acercarte a una ventana un día soleado con un visillo blanco puede ser suficiente para conseguir una iluminación suave y suficiente (pero si lo haces, ¡cuida el fondo!)

No utilices el modo automático de la cámara, sobre todo si estás en interiores porque es probable que esta utilice el flash o suba demasiado la sensibilidad ISO. Si no te atreves con el modo Manual “M”; el modo Progama “P” lo traen la mayoría de cámaras y es una forma de hacer la fotografía de manera semiautomática pero controlando la cámara.
Consejos técnicos para mejorar tu fotografía de perfil

Normalmente a estas fotografías es mejor darle un poco más de luz que menos. Para ello si no sabes cómo hacerlo con tu cámara, busca un dibujo de un cuadrado con un símbolo “+” y otro “-“ dentro del mismo; ahí podrás darle un poco más de luz a la fotografía (sobrexposición).

Si sabes manejar la cámara, abre el diafragma para ayudar a que entre la luz y conseguir difuminar mejor el fondo al perder profundidad de campo.

Si ves que los colores adquieren una dominante un poco forzada (normalmente a tonos cálidos o fríos) corrige este defecto poniendo en la cámara el balance de blancos -WB- que corresponda con la luz bajo la cual estás haciendo la fotografía. Es muy sencillo, para ello sólo tendrás que escoger el icono dentro del símbolo WB que corresponda con la fuente de luz que hay y comprobar si queda mejor que con el balance de blancos en automático.

Si estás en un interior, para evitar que la fotografía quede movida u oscura (subexpuesta) será conveniente subir la ISO. Hasta 400 la mayor parte de las cámaras conservan bien la calidad e incluso 800 ó 1600 en las más modernas. Date cuenta que al final tampoco vas a ampliar la fotografía en exceso, que es cuando más percibirías la pérdida de definición.

Aunque ya lo comentamos en el primer post, te desaconsejamos que utilices el flash de cámara: aplana la imagen y genera brillos en el rostro muy poco favorecedores.

Si ni tú ni nadie de tu entorno sois expertos en la materia, no descartes la posibilidad de acercarte a un estudio de fotografía y en media hora saldrás con unas cuantas tomas de bastante calidad.

Herramientas para retocar tus fotografías

Ahora que ya tenemos la fotografía casi perfecta, llega el momento de editarla un poco.

No te hagas un lifting ni abuses de Photoshop, pero muchas veces una ligera mejora de la fotografía también puede ayudar. Sobre todo para mejorar la luz, el color y por qué no, quitarte esa imperfección que tenías en la cara y que salió en el peor momento posible.

En el ordenador

Además de los conocidos Adobe Photoshop y la versión parecida y gratuita Gimp, hay otros programas más sencillos de utilizar y con los que puedes conseguir resultados más que satisfactorios.

Photoscape Es un programa muy sencillo de utilizar, donde podrás mejorar mucho la fotografía de una manera cómoda ¡y gratuita!

Picasa Este programa es de Google y su manejo es muy intuitivo. Además de editar tus fotografías, podrás catalogarlas y publicarlas.

Lunapic Si no quieres bajarte ningún programa, también puedes utilizar Lunapic, donde desde la propia página podrás cargar, editar y guardar la fotografía.

Desde tu Smartphone

Si lo que quieres es retocar tu fotografía con el teléfono móvil, aunque no te lo recomendamos, todos los teléfonos denominados inteligentes tienen herramientas desde el menú editar del álbum de fotografías muy sencillas de utilizar para recortar la imagen, mejorar la luz y el color de la misma.

Si prefieres algo más avanzado; existen aplicaciones que te puedes bajar y con las que puedes retocar tus fotografías como Snapseed o Photo Editor con las que conseguirás entretenerte más y conseguir una imagen más interesante ¡sin pasarte! La utilización de filtros creativos en una fotografía para tu currículum o perfil profesional no te lo recomendamos.

Confiamos en que estos consejos te ayuden a mejorar tu fotografía y transmitas una sensación de confianza y cercanía, algo que todas las empresas buscan además de las fantásticas aptitudes que ya tienes.

 

SantiGarciaSanti García, profesor de fotografía de EFMAD (@gondebel)

www.cursodefoto.com