Consejos para mejorar tu currículum vitae (II)

Esta semana continuamos con la segunda mitad de los consejos para mejorar tu currículum vitae, cuya primera parte publicamos recientemente en este mismo blog:

6. INFORMACIÓN PERSONAL. Añadir tu gustos personales, hobbies, aficiones, etc. no es recomendable a menos que puedan beneficiarte claramente. Es decir, si quieres trabajar en una empresa donde sabes a ciencia cierta que existe un gusto generalizado por la práctica del deporte y tú eres deportista, es algo que puede sumar puntos. De lo contrario, no aporta nada que tu posible empleador sepa que te gusta el cine pero odias los domingos lluviosos.

7. ACTUALIZACIÓN CONSTANTE. El CV no es un documento inamovible. Acude a él con frecuencia para revisarlo, añadir
o quitar datos en función de cómo se vaya desarrollando tu carrera laboral y tu formación, actualizar, mejorar o adaptar aspectos… De esta forma estarás familiarizado con él y será una herramienta más útil.

Consejos para mejorar tu CV (II)

8. DATOS DE CONTACTO. Escribir tu dirección completa no aporta tampoco ningún valor, pero sí que indiques si resides en la ciudad donde opera la empresa a la que optas y, si es una ciudad grande, puedes incluir también el distrito o el barrio. Respecto a la otra dirección, la de correo electrónico, facilita siempre una formal, con nombre y apellido y no el mote tan gracioso por el que te conocían tus amigos en la Universidad. Este puede ser un buen lugar para incluir un enlace a tu perfil de LinkedIn. Así podrán encontrar tus referencias fácilmente.

9. OLVÍDATE DEL WORD. Igual que superamos hace mucho la presentación a mano o a máquina, lo mismo sucede con el Word. Si vas a mandar tu CV por internet, que es lo más probable, conviértelo a PDF. No correrás el riesgo de que el receptor tenga una versión diferente de Office a la tuya y se desajuste el formato, y además tardará menos tiempo en abrirse, algo que sin duda te agradecerá.

10. PONTE EN EL LUGAR DE LA EMPRESA. Para sintetizar todos los consejos anteriores, lo más útil es ponerte en el lugar de la persona que va a leer tu currículum. Si llegase a tus manos y tuvieras que darte el visto bueno o rechazarlo, ¿qué tipo de datos crees que son prescindibles? ¿de verdad pasaría tu filtro tu CV? Cuando la respuesta sincera a esta pregunta sea “sí”, estarás más cerca de tu objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *